ARRIGORRIAGA

 

Arrigorriaga es un municipio del Gran Bilbao, en Vizcaya. Está situado en el cauce del río Nervión a 6 km de Bilbao.

Quienes se acerquen a Arrigorriaga quedarán asombrados con los edificios que encontrarán. Destacamos, por ejemplo, la parroquia de Santa María Magdalena, construida en el siglo IX, pero que a posteriori fue reformada, embelleciéndola aún más.

Por otro lado, llaman la atención las ermitas de San Pedro de Abrisqueta y de Santo Cristo de Landaederraga, dos pequeñas perlas que guardan en su estructura interesantes características arquitectónicas que merecen ser contempladas. Asimismo, hay que mencionar los magníficos edificios civiles del casco urbano. Las casas torre y las casas obreras son algunos de los ejemplos que nos toparemos en las calles del centro de Arrigorriaga.

 

El Secreto de las Piedras Rojas, un viaje al pasado: Esta interesante iniciativa propone al visitante un peculiar recorrido por el municipio, con la ayuda de un audio-guía y un cómic.

Para saber más pinchar  AQUÍ.

En el municipio, siempre hay lugar para las fiestas y cualquier día del año es apropiado para venir a pasarlo bien. No en vano, las fiestas patronales se celebran a partir del 22 de julio y conmemoran la festividad de Santa María Magdalena.

Arrigorriaga puede significar en euskera lugar de piedras rojas de harri (piedra), gorri (rojo) y el sufijo locativo –aga o también lugar de piedras desnudas, ya que gorri es un término polisémico que significa también desnudo, pelado. Existe una conocida leyenda que explica el origen de este nombre como lugar de piedras rojas. Esta leyenda se remonta al menos al siglo XV, ya que fue escrita por primera vez por el cronista vizcaíno Lope García de Salazar en su libro Las Bienandanzas e Fortunas. Según dicha leyenda Arrigorriaga se llamaba antiguamente Padura (marisma en euskera) y fue escenario de una legendaria batalla que enfrentó a vizcaínos con leoneses (Batalla de Padura). A raíz de dicha batalla, que fue ganada por los vizcaínos, Padura quedó rebautizada como Arrigorriaga, ya que tanta había sido la sangre que se había vertido, que las piedras quedaron teñidas de rojo. La palabra Padura (marisma o pantano) procede del latín Paludem (marisma o pantano) de la que también deriva paludismo.

Frente a esta tesis romántica existen otras más prosaicas que afirman que el nombre se debe a las minas de hierro que hubo en la localidad. Según estas tesis el nombre del pueblo pudo deberse a las vetas de mineral de hierro que teñían antiguamente de rojo el monte Ollargan o también a la superficie desprovista de vegetación causada por las explotaciones mineras, lugar de piedras desnudas.

Para más información pinchar AQUÍ. No te lo pienses, VEN A VERNOS. TE ESPERAMOS 🙂

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: